Presagio

Tu imperio cae mi amor,

borrado por la tormenta que te vio crecer.

Destruido por tus esquivas palabras.

Mancillado por tus dientes en mi alma.

Todos se burlan en tu presencia,

todos menos yo.

Seré el escudero de tus últimos besos.

Seré quien termine de sepultar

los años que separan mis suspiros de la realidad.

Ya no queda nada de ese circo que supimos jugar,

casi no quedan brasas para el postre.

La próxima vez que embarquemos,

la próxima vez que digamos adiós,

siento que va a ser rotunda y abismal.

La inquebrantable cinta roja que alguna vez unió

se extenderá por años y kilómetros sin mas.

Este es el destino que fabricamos,

esta es la historia que quisimos contar.

No hay nada mas perverso que el amor no correspondido

no hay nada mas esperanzador que amar.

 

Anuncios