El tiempo caprichoso

Tuve nostalgia,

como se tiene un resfrío.

Salí a la calle

y sentí que tendría que ver otros lugares,

otros adoquines cubriendo los baches…

Y es que a veces

cuando algunos sueñan con el éxito,

yo recuerdo el fragor de la lucha.

Cuando las papas queman

y todavía falta todo por hacer.

Con la mente en otro lado

siempre en otro lado…

Así es como te llevé de la mano,

hasta que no pudimos aguantar.

Muy tarde pude recriminar

los dias mas felices y los mas terribles,

entre el cuadriculado paisaje

que otorga la ciudad.

 

Entre baldosas crece la raíz,

ente esquinas arremolinadas

de niebla y tilo,

de barro y llamas en el horizonte.

Caminar y caminar, pedalear y pedalear.

Dibujando las formas extrañas que poblaron

los rincones de esta envejecida existencia.

En algún sitio apartado: el amor.

Civilizadamente desesperado.

 

Ahora que todo lejos está,

ahora que el pulso de los días se distiende

bostezando en la espera del nuevo camino,

diluyendo la trama de este destino.

Navegando en incertidumbres bien ciertas,

es así como el horizonte plano

me da la bienvenida a este estado del alma

a este pulso que no cuaja,

a este húmedo coagulo de recuerdos

que me acecha en las veredas

o en el borde frío de la cama.

 

Nada mas levantar los brazos

y aferrarse a esta tierra generosa

nada mas recorrer incansable

para conocer nuevas estrellas

nuevos sonidos y nuevos amigos.

Qué extrañaré de hoy 

cuando el tiempo caprichoso

me arrebate de este lugar?

 

 

 

1,000 Words

Imagen

photo by Cheri Lucas Rowlands

So I get here.
These will be
my last 1000 words to you ,
little Swallow .

Years have been spent
and you’re traveling through the seasons
with my sighs entangled in your feet
leaving the glow of your black eyes on my chest.

Today I walked
to the limit of the earth
where the elements kiss forever
to see you leave once again.

Never thought that play hide and seek
will take us to be transformed
in root and slippery wing,
and find us at so many different worlds.

As much as I loved you
is how you did not understand me
As much as you were free
patiently I waited for your return

And now that winter falls back
the words that I said awkwardly
through the skin in the summer,
are swirling with the silence.

Here’s how I got used
to see you go and come.
In love of your wings
and your words from the outside world.

I’m afraid the size
of the “forever”.
In silence I’m living it,
and loudly rejecting it …

And now I just have 800 words more
But perhaps leave them for the next time,
when the impending swing of your life
make me see you leave from these shores once again…

– – –

Hasta aquí llegué
estas serán
mis ultimas 1000 palabras para ti,
pequeña golondrina.

Han pasado los años
y has viajado a través las estaciones
con mis suspiros enredados en tus pies
olvidándote el refulgir de tus negros ojos en mi pecho.

Hoy caminé
hasta el límite de la tierra
donde los elementos se besan eternamente
para verte partir una vez mas.

Nunca pensé que jugar a las escondidas
nos llevara a transformarnos
en raíz y en ala escurridiza,
a encontrarnos en mundos tan diversos.

Tanto como te amé
es como no me entendiste
Tanto como fuiste libre
yo esperé paciente tu retorno

Y ahora que el invierno vuelve a caer
con el silencio se remolinan
las palabras que torpemente dije
a flor de piel en el verano.

Así es como me acostumbré
a verte partir y llegar,
enamorado de tus alas
y tus palabras del mundo exterior.

Tengo miedo del tamaño
del “para siempre”.
Y es que en silencio lo estoy viviendo,
y en voz alta lo rechazo…

Y ahora solo me restan 800 palabras más
Pero quizás las deje para la próxima vez,
cuando el inminente vaivén de tu vida
me haga volver a verte partir de estas costas…

– – –

Ok, I think this is the last try to translate a poem that I just write in spanish (for the horror of the anglophone world… )

I pray you forgive me, but the Weekly Writing Challenge is so tempting… I hope to find something like this “en Español”