Cazando alimañas [Pesimismo]

Tengo la cabeza atestada de oscuras ratas…
masticando pequeños cables, horadando mi paciencia..
tengo mis ropas revueltas, amalgamadas en desorden
una tímida luz, una madriguera perfecta…
tengo todas y cada una de las pestes, la hiel y la discordia
una ameba que controla mis esperanzas
Cazando antiguas alimañas estoy
destripando las mentiras de este cuento para niños
cazando terribles bestias, acechando en la penumbra…
silenciosos gigantes cierran los puños mientras me acerco
cazando mariposas en el infierno de estos días voy
ya no me importa que aquellas felices palabras queden extintas…

Hegemonía de mis valores incorruptibles (?), deliberadamente inmersos en la trituradora de cerebros e impávidos ante semejante holocausto de las esperanzas. Una broma de mal gusto, un espejo roto a fuerza de horror y sombras. Una amenaza, un rumor oscuro como una mancha de petróleo sobre el mar, algo esta pasando, es el tiempo de cambiar, pero no estoy preparado, es el tiempo de esquivar el inexorable descenso de la guillotina, de armar la mochila y mirar al horizonte, de arremangarse los brazos y plantar la cara en contra de todo lo hostil… Bailando la danza macabra de la vida, cuando todo lo que creías no es. Desengañándome de todo lo que suponía que existía ante mí, abriendo los ojos debajo de este salado mar de lágrimas, una perturbadora visión de la realidad subrepticia. Otra elección de mi vida, mil caminos por tomar. Y la brújula de mis deseos no toma rumbos seguros, los mapas no sirven bajo este cielo plagado de estrellas, opaco como el alma de un aljibe seco, confuso como el eco de los latidos en la desesperación de la soledad.

28/7/2008

 

– – –

 

Indescriptibles silencios.
Me estrelle contra mi propio muro de silencios…y destruí todo a mi paso.
Detoné una bomba con los ojos cerrados, en el corazón mismo de la estructura
… y sigo sin tener paz.
Es muy cara la verdad, es muy cruel con mis días.
No hay constelación que me salve, ni perdón por las heridas.

Extraño la tierra,
el agua transparente
Extraño el sol
en este eclipse,
invisible tras la niebla.

Extraño la potencia
de aquellas palabras mágicas.
Extraño la adrenalina en mi piel.
Extraños caminos.
Extraños destinos.

Extraño la luz,
las sombras.
Extraño mis criaturas.
Extraño sabor el de estos días.
Extrañas esperanzas…

un retorno eterno, desesperado e inconsciente, una necesidad extrema de cumplir con mis sueños sin tener que violar mis principios, una sed de respuestas, de indescriptibles silencios en soledad, de meditacion y penitencia
volver aunque sea solo un segundo al principio de todo, a la semilla, al sueño bajo la montaña…
y despertar con ojos nuevos

16/8/2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s